IMPUESTO SOBRE LAS LABORES DEL TABACO

Los primeros impuestos especiales que se conocen se aplicaban hace siglos sobre la producción de vino y productos importados de otros territorios allá en la antigua Roma. Estos impuestos se han mantenido hasta la actualidad y se encuadran dentro de los impuestos indirectos.

Los impuestos especiales son impuestos indirectos porque se aplican a determinados productos por el hecho de consumirlos, lineales con la cantidad consumida e independientes a las rentas de los consumidores. En este sentido, el funcionamiento es similar al IVA.

Los impuestos especiales cumplen dos funciones principales:

  1. La función recaudatoria como todos los impuestos. El importe recaudado por los impuestos especiales sobre las labores del tabaco supone aproximadamente el 35% del total de los impuestos especiales recaudados en España y el 5% de la totalidad de los ingresos fiscales.
  2. El establecimiento de políticas sociales y estructurales. Por ejemplo, el impuesto al tabaco para disuadir su consumo elevando el precio de venta, o los impuestos a la energía para la mejora de infraestructuras o el intento de desplazar el consumo de unas a otras.

Los impuestos especiales tienen una regulación europea que exige la existencia obligatoria de los mismos en todos los países miembros de la UE para el tabaco, el alcohol y productos derivados, cerveza e hidrocarburos. Esa regulación se plasma en distintas Directivas Comunitarias y son los Estados miembros los responsables de transponerlas a sus normativas nacionales. En España los impuestos especiales están regulados a nivel estatal por la Ley 38/1992 y es la Agencia Tributaria la encargada de recaudarlos.

El impuesto sobre las labores del tabaco grava aquel tabaco que está fabricado para ser fumado, o es susceptible de serlo, siendo el producto de consumo al que más impuestos se le aplica (superando el 80% del precio venta público en algunas labores). Se trata de un porcentaje significativo si lo comparamos con otros productos sujetos también a impuestos especiales (alcohol, combustibles, etc)

El método de aplicación del impuesto especial al tabaco difiere respecto al sistema de imposición del resto de impuestos especiales, ya que sobre otros productos se paga el impuesto independientemente del precio puesto a la venta, y sin embargo en el tabaco se pagan dos tipos impositivos: uno por unidad y otro proporcional al precio de venta al público, además del impuesto sobre el valor añadido.

La estructura del impuesto especial sobre el tabaco en España tiene un componente mixto que combina el tipo proporcional, el específico y el impuesto mínimo.

  1. Tipo Ad-Valorem: Porcentaje directo sobre el P.V.P.
  2. Tipo Específico: Importe fijo por unidad de producto (cigarrillos, cigarros, kilogramos)
  3. Mínimo y doble mínimo: Se establece un importe mínimo que el impuesto especial debe tener aplicado a las labores. El objetivo es desincentivar movimientos de bajada de precios dentro del segmento de precios más barato del mercado

CIGARRILLOS

  • Ad Valoren: 51 % sobre PVP
  • Específico: 24,70€ por cada 1000 cigarrillos
  • Mínimo: 131,5 euros por cada 1.000 cigarrillos, y se incrementará hasta 141 euros cuando el PVP sea inferior a 196 euros por cada 1.000 cigarrillos.

CIGARROS Y CIGARRITOS

  • Ad Valoren: 15,80 % sobre PVP
  • Mínimo: 41,50 euros por cada mil cigarros y se incrementará hasta 44,50 euros cuando el PVP sea inferior a 215 euros por mil cigarros.

PICADURA

  • Ad Valoren: 41,50 % sobre PVP
  • Específico: 23,50 € por kilogramo
  • Mínimo: 98,75 euros por cada kilogramo, y se incrementará hasta 102,75 euros cuando el PVP sea inferior a 165 euros por kilogramo.

.

“La importancia del sector del tabaco en la economía española 2017”

Según se desprende del último informe “La importancia del sector del tabaco en la economía española 2017”, elaborado para la Mesa del Tabaco por Analistas Financieros Internacionales (AFI) con la colaboración de la CEOE,  el sector da empleo a unas 50.000 personas y genera un impacto económico de 3.200 millones en España, lo que representa el 5 % del Producto Interior Bruto (PIB).

La cadena de valor del tabaco, desde el cultivo al punto de venta, genera un impacto económico de 3.200 millones de euros de Valor Añadido Bruto (VAB) en la economía española, lo que representa el 0,3% del PIB español. El importante efecto arrastre del sector multiplica por 2,1 cada euro de valor añadido bruto directo.

El tabaco es además el quinto mayor contribuyente del Estado con una recaudación fiscal que suma unos 9.000 millones de euros al año, el equivalente al 5% del total de los ingresos del Estado y al 34% de los impuestos especiales.

Conviene recordar que el tabaco es el producto de consumo con mayor carga fiscal de España: el 77% del precio de venta al público (PVP) equivale a impuestos, una tasa superior a otros productos sometidos al régimen de los impuestos especiales como los carburantes (47%), el alcohol (43%) o la electricidad (21%).

  • Motor de empleo

El sector del tabaco emplea en su conjunto a cerca de 50.000 personas en España de manera directa, indirecta e inducida, de las que un 60% están relacionadas con los estancos. En concreto, los 13.286 estancos existentes en España, que ejercen una importante función en el control de la venta del producto exclusivamente a mayores de 18 años, aportan un total de 29.800 empleos dentro del sector del tabaco.

Destacan también los casi 3.400 empleos originados en el cultivo de hoja de tabaco e industria de primera transformación en Extremadura, donde se concentra el 97% de la producción agrícola tabaquera. La actividad económica existente alrededor del tabaco facilita el mantenimiento de la población en el medio rural.

De media, cada empleo directo en el sector genera 2,6 empleos indirectos e inducidos a lo largo de la cadena de valor, aunque en algunos eslabones el ratio es más elevado. Así, cada puesto de trabajo en el ámbito de la fabricación genera 5 empleos indirectos o inducidos, mientras que en distribución se crean 3,1 indirectos e inducidos.

En esta edición, AFI ha revisado la metodología para la cuantificación del empleo del sector y ha contabilizado únicamente el empleo a jornada completa.

  • Cultivo sostenible

España, gracias al buen funcionamiento del modelo productivo extremeño, es el tercer país productor de hoja de tabaco en la Unión Europea. En los últimos años, su cultivo ha liderado las exportaciones cacereñas siendo un tabaco apreciado en el mercado internacional por su elevada calidad. Además, es un cultivo sostenible desde el punto de vista agroambiental que fomenta el uso de energías renovables y evita el empleo de abonos y fitosanitarios.

“La importancia del sector del tabaco en la economía española 2017”

TRANSCRIME.- ” Informe sobre comercio ilícito de productos del tabaco” (ITTP)

TRANSCRIME LEGALTABAC

TRANSCRIME es un centro europeo de investigación, con sede en Italia, y que analiza la delincuencia organizada transnacional. Recientemente ha publicado un Proyecto Informe sobre comercio ilícito de productos del tabaco (ITTP, por las siglas en inglés para “comercio ilícito de productos del tabaco”). Se centra en el caso de España, donde el comercio ilícito de productos del tabaco es un problema emergente, sobre todo en ciertas regiones. Tras las subidas de impuestos de 2009-2010, España se convirtió en un mercado de destino y el ITTP llegó al 8,8% del mercado de cigarrillos en 2013. A pesar de ello, el nivel de ITTP se sitúa por debajo de la media europea. Hace unos años, entre 1998 y 2010, la penetración del ITTP había disminuido del 6% hasta casi el 1%, gracias al éxito de las actuaciones policiales contra el contrabando. Tanto es así que durante muchos años España fue tan solo un país de tránsito del tabaco ilegal.

Los cigarrillos de contrabando se encuentran de forma habitual sobre todo en dos comunidades autónomas, Andalucía y Extremadura. Estas se encuentran cerca de Gibraltar, donde el precio de los cigarrillos es la mitad que en España. Además, están las Islas Canarias, con un régimen fiscal propio que es la causa de que el tabaco sea más barato que en la Península. Así pues, Gibraltar y las Islas Canarias son las principales fuentes de tabaco ilegal.

Este informe está organizado en tres capítulos:

1.- En el primer capítulo se abordan los cinco motivos impulsores del contrabando.

  • Sociedad y economía: Crisis económica, la tasa de desempleo y la bajada del PIB per cápita y el consumo de los hogares.
  • Mercado legal: las ventas de cigarrillos legales han caído mientras que las de tabaco de liar han aumentado. Los precios del tabaco son elevados pero siguen siendo relativamente asequibles.
  • Regulación: los impuestos sobre productos del tabaco han aumentado desde 2005 y se encuentran entre los más altos del mundo.
  • Entorno delictivo: la economía sumergida es de nivel medio-alto y la corrupción es un problema que no cesa de crecer.
  • Aplicación de la ley: la condena media por contrabando de tabaco es baja

2.- El capítulo segundo se centra en los cuatro componentes del ITTP: demanda, oferta, productos, y modus operandi y distribución geográfica.

  • Demanda: la demanda de productos ilegales del tabaco en España obedece a la crisis económica, al incremento del desempleo y al aumento de precios de los cigarrillos. El paquete de cigarrillos ilegales, especialmente de las marcas más populares, llega a venderse por la mitad de precio que en el mercado legal. El tabaco ilegal se encuentra fácilmente y, en general, su presencia es bien tolerada por la población española.
  • Oferta: las diferencias de precio y la proximidad de Gibraltar, Andorra y las Islas Canarias, así como la actual crisis económica, constituyen condiciones favorables para la oferta de tabaco ilegal en el país.
  • Productos: los principales productos del contrabando de tabaco en España son las marcas blancas ilegales y los cigarrillos auténticos de contrabando. En concreto, Ducal, American Legend y Elixyr son las marcas blancas ilegales más vendidas. Los cigarrillos falsificados tienen una baja incidencia en el ITTP español. Las principales fuentes de cigarrillos ilegales son las Islas Canarias, Andorra y Gibraltar.
  • Modus operandi y distribución geográfica: se emplean tanto rutas marítimas como terrestres. Las primeras, para contrabando a gran escala, las segundas, para contrabando a pequeña escala. Andorra, Gibraltar y las Islas Canarias son las principales fuentes del ITTP español.

3.- En el capítulo tercero se identifican los factores clave del ITTP en España y se relacionan y analizan cómo influyen los distintos elementos de los motivos impulsores en los componentes del ITTP.

  • Coste asequible, la crisis económica, la elevada tasa de desempleo y el mermado poder adquisitivo de los españoles.
  • Rentabilidad: la gran capacidad del ITTP de generar beneficios de explotación.
  • Riesgo: la amenaza de detección/denuncia/condena y las bajas sanciones implicados en el ITTP.
  • Disponibilidad: la relativa facilidad con que contrabandistas y consumidores pueden obtener productos ilícitos del tabaco.

ALGUNAS CONCLUSIONES:

El ITTP representó el 8,8 % del consumo total en España en 2013. Entre 1995 y 2000, el ITTP había disminuido enormemente y se mantuvo estable en torno al 1 % del mercado hasta 2011. La penetración del ITTP se situó en 2013 entre el 10,23 % y el 11,75 % del mercado de cigarrillos. Las marcas blancas ilegales son los productos más extendidos. Los cigarrillos auténticos de contrabando son el único otro producto introducido por esta vía.

Según los estudios con paquetes vacíos, las comunidades de Andalucía y Extremadura presentan la mayor incidencia de paquetes de origen no doméstico recogidos en España.

Los contrabandistas utilizan rutas marítimas para el tráfico a gran escala y rutas terrestres para el de pequeña escala

El ITTP varía según las medidas reguladoras y policiales. Las medidas policiales contra el contrabando de tabaco a finales de los 1990, por ejemplo, contribuyeron a reducir el ITTP. Sin embargo, en 2009-2010 el Gobierno subió los impuestos sobre productos del tabaco. Como consecuencia, aumentó el ITTP en España. Más aún, en 2011 y 2013, se lanzaron dos campañas de sensibilización: la primera a escala nacional y la segunda, a escala local en Andalucía. Sin embargo, no se ha implantado ningún plan de acción contra el ITTP hasta la fecha. Además, la actividad de fabricación, venta mayorista e importación de productos del tabaco no está sujeta a licencia en España. Esto puede crear fisuras en el control de la cadena de suministro en estos niveles.

Una actuación eficaz contra el ITTP exige una estrategia integral que incluya sanciones penales, administrativas y otras medidas indirectas destinadas a frenar las oportunidades de delinquir.

Visite el Informe completo – Ver>>Informe Trasncrime - Legaltabac

Impuestos especiales: TABACO

imagesCA6WMYZF Los primeros impuestos especiales que se conocen se aplicaban hace siglos sobre la producción de vino y productos importados de otros territorios que se consideraban suntuosos, allá en la antigua Roma. Estos impuestos, se han mantenido hasta la actualidad y se encuadran dentro de los impuestos indirectos.

Los impuestos especiales son impuestos indirectos porque se aplican a determinados productos y son lineales con la cantidad consumida, de manera independiente a la renta del consumidor. En este sentido, el funcionamiento es igual al IVA. Los impuestos especiales cumplen dos funciones principales:

  • La función recaudatoria como todos los impuestos. El importe recaudado por los impuestos especiales sobre las labores del tabaco supone aproximadamente el 40% del total de los impuestos especiales recaudados en España y más del 5% de la totalidad de los ingresos fiscales.
  • El establecimiento de políticas sociales y estructurales. Por ejemplo, el impuesto al tabaco o a los alcoholes como elementos para disuadir su consumo elevado el precio de venta o los impuestos a la energía para la mejora de infraestructuras o control del consumo para desplazar unas energías a otras.

Los impuestos especiales tienen una regulación europea que exige la existencia obligatoria de los mismos en todos los países miembros de la UE para el tabaco, el alcohol y productos derivados, cerveza e hidrocarburos.

Los impuestos especiales están regulados a nivel estatal por la Ley 38/1992 y es la Agencia Tributaria la encargada de recaudarlos.

El impuesto sobre las labores del tabaco grava aquel tabaco que está fabricado para ser fumado o es susceptible de serlo, quedando excluidos los demás usos. Tienen la consideración de labores del tabaco los cigarros y cigarritos, los cigarrillos, la picadura fina para liar y los demás tabacos para fumar.

Impuestos especiales tabaco

El método de aplicación de los impuestos especiales al tabaco es diferente que el sistema de imposición del resto de impuestos especiales, porque sobre otros productos o servicios se paga el impuesto independientemente del precio puesto a la venta, pero en el tabaco se pagan dos impuestos especiales, uno por unidad y otro proporcional al precio de venta al público, además del impuesto sobre el valor añadido.

El mercado minorista del tabaco y la economía española

Mdo. minorista y economía españolaRecientemente el Gobierno ha introducido algunas modificaciones que afectan directamente en la relación entre el mercado minorista del tabaco y su relación con la economía española mediante su introducción en los Presupuestos Generales del Estado para 2013.

  • Los estancos se adjudicarán mediante subasta al mejor postor en vez de hacerlo por concurso. Las nuevas concesiones tendrán una duración de 25 años. “Vencido el plazo de vigencia, se convocará subasta. Hasta la nueva adjudicación, el anterior concesionario podrá seguir prestando el servicios previa autorización del Comisionado para el Mercado de Tabacos”.
  • No obstante, se respetan los derechos de los que ya tengan una concesión. La nueva redacción de la norma señala que “las concesiones existentes antes del 1 de enero de 2013 con una vigencia inferior a 25 años, por haber sido transmitidas, podrán prorrogar su vigencia otros cinco años”. Asimismo, todas aquellas concesiones sin plazo de vigencia limitada, por no haber sido objeto de transmisión tendrán una vigencia temporal de 30 años a contar desde la fecha de la primera transmisión que se produzca a partir de 1 de enero de 2013.

Según el Gobierno con el procedimiento de subastas “se potenciará el carácter comercial de las expendedurías para la mejor atención del servicio público en el tiempo y el espacio”

  • Por otro lado, Hacienda elevado el impuesto mínimo que grava el tabaco desde los 119,1 euros a los 123,97 euros por cada 1.000 cigarrillos y además ha establecido como novedad que cuando los cigarrillos tengan un precio de venta al público inferior a 188,50 euros por cada 1.000 cigarrillos (alrededor de 3,77 euros para una cajetilla) se les establecerá un impuesto mínimo de 132,97 euros por cada 1.000 cigarrillos.

También subirá el impuesto a las demás labores del tabaco: cigarros, cigarritos y picaduras.

Este nuevo incremento del impuesto mínimo es el tercero que se aplica desde diciembre de 2010 y sólo persigue un incremento recaudatorio, a pesar de lo cual la recaudación por el Impuesto a las Labores del Tabaco ha caído hasta octubre un 4,5% mientras que las ventas de tabaco de contrabando se han disparado.

Ventas tabaco

El mercado del tabaco tiene en la economía española una incidencia muy importante, quizás más de la que aparenta, y sin embargo poca es la transcendencia pública que se hace de esta relación.

  • Las actividades vinculadas al tabaco representan casi el 0,3% del total del valor añadido de la economía española superando los 2.700 millones de euros.
  • Aproximadamente 56.000 empleos, directos e indirectos, dependen hoy de la industria del tabaco en España. El sector proporciona empleo a más de 33.000 personas de forma directa, a lo que habría que añadir los casi 22.000 puestos de trabajo estables creados de forma indirecta.
  • Las expendedurías de tabacos suponen la principal fuente de empleo en el conjunto del sector del tabaco. En concreto, los estancos ocupan a más de 20.000 personas según la Encuesta Anual de Comercio. Además, la distribución del tabaco al por menor genera más de 3.410 empleos adicionales a través del empleo indirecto.
  • El empleo directo en la venta de tabaco en estancos muestra una serie de características no presentes en otras ramas de actividad económica.
    • Existe un elevado peso de población femenina, ya que dos tercios de los ocupados son mujeres.
    • Existe un alto porcentaje de empleo no remunerado. En concreto, la mitad de los ocupados son no remunerados. Aquí estarían incluidos los titulares de los estancos, siempre que trabajen activamente en el negocio siendo éste su actividad principal, así como las ayudas familiares.
    • El resto de los empleados corresponde a los trabajadores remunerados. Hay que destacar que más del 80% tiene un contrato indefinido, de lo que se deduce que el empleo en esta rama se caracteriza por una elevada estabilidad.
    • La carga fiscal (incluido el I.V.A.) de los cigarrillos en España alcanza casi el 80 % de su precio.
    • La recaudación de impuestos a las labores del tabaco, incluido el I.V.A., se aproxima a los 10.000 millones de euros lo que supone el 40% del total de impuestos especiales recaudados en España y el 5,7% del total de ingresos fiscales.

No es de extrañar que todos los Gobiernos hayan utilizado el mercado de tabaco como variable determinante para sus políticas fiscales y económicas.