Inspecciones a estancos relacionadas con el cumplimiento de la normativa de neutralidad

Como continuación a entrada anteior sobre INSPECCIONES A ESTANCOS RELACIONADAS CON EL CUMPLIMIENTO DE LA NORMATIVA DE NEUTRALIDAD EN LA VENTA, PROMOCION Y PUBLICIDAD DEL TABACO y visto el resultado de dichas comprobaciones, os recomendamos lo siguiente:

1º Solicitar a los marquistas, a través de sus promotores, la autorización y/o comunicación al Comisionado de toda actividad promocional, incluido la promoción mediante azafatas en el estanco, colocación de carteles, pantallas y/o muebles.

2º Eliminación de precios o productos resaltados de labores de tabaco (salvo promociones autorizadas)

3º Respecto al mobiliario:

-. El mobiliario y expositores situados en las expendedurías, no podrán contener nombres, marcas, símbolos u otros elementos distintivos de productos del tabaco.

– El mobiliario no podrá tener una iluminación diferente al resto, y sólo podrá colocarse cartelería sobre el mismo si ésta es neutra (por ejemplo, de una imagen de una plantación de tabaco)

– Se podrá destinar en su interior un espacio para la exposición periódica y rotativa de labores de tabaco objeto de campañas promocionales.

– El mobiliario deberá ser propiedad del Expendedor o del mayorista. Y aunque el mueble sea propiedad de un mayorista, dicho espacio podrá incluir marcas de cualquier otro operador mayorista.

– Los operadores mayoristas no podrán incentivar de modo alguno a los expendedores para la instalación de este mobiliario.

– Las labores de los lineales deberán corresponderse con la demanda real en la expendeduría.

– Las labores de baja rotación no se exhibirán en los lineales principales y su proporción no podrá ser distinta a la verdadera demanda de la expendeduría.

.

Inspecciones en expendedurías | Principio de neutralidad

Informamos que se están llevando a cabo inspecciones en expendedurías de diversas provincias, relacionadas con el cumplimiento del principio de neutralidad en los estancos y de conformidad con la Circular 2/2020, de 17 de septiembre, del Comisionado para el Mercado de Tabacos.

Se están comprobando fundamentalmente los siguientes aspectos:

  • Artículos con promociones: emblistado de productos y actividades o campañas promocionales.
  • Precios de los productos.
  • Pantallas publicitarias.
  • Publicidad en los escaparates.
  • Coincidencia entre el domicilio de la expendeduría y la ubicación real de la misma.
  • Comunicación venta de productos al Comisionado.

Por ello es importante que el estanquero revise, en general, el cumplimiento de la normativa del mercado de tabacos.

  1. La venta a precios distintos de los fijados legalmente, incluyéndose en este supuesto la concesión de descuentos, bonificaciones o entrega de productos promocionales a clientes
  2. El suministro por el expendedor a puntos de venta con recargo no asignados o que no dispusieran de autorización o que la misma se encontrase caducada
  3. El incumplimiento por los expendedores de las obligaciones respecto a los días y horario de apertura del establecimiento y, en todo caso, el cierre de éste, por un período superior a cinco días e inferior a un mes, sin la debida autorización
  4. La falta de presentación de la declaración responsable respecto a la venta de otros productos.
  5. La no disponibilidad de las tarifas oficiales de precios o de los documentos acreditativos de la concesión
  6. El incumplimiento de las normas que regulan la publicidad y en concreto:
    • La discriminación en vitrinas o escaparates de productos, marcas o fabricantes.
    • La identificación externa mediante logotipos, rótulos o elementos identificativos de fabricantes, marquistas o distribuidores concretos.
    • La publicidad en el exterior del establecimiento de marcas o productos de los sujetos mencionados en los párrafos a) y b), así como la identificación en el exterior del establecimiento en que se encuentre sito el punto de venta mediante logotipos, rótulos o elementos identificativos de fabricantes, marquistas o distribuidores.

_____ _ _ _ _____

CIRCULAR 2/2020, DE 17 DE SEPTIEMBRE, DEL COMISIONADO PARA EL MERCADO DE TABACOS SOBRE EL DEBER DE GARANTIZAR LA NEUTRALIDAD DE LA IMAGEN EXTERNA DE LAS EXPENDEDURÍAS

El Comisionado para el Mercado de Tabacos desea recordar a los operadores la importancia para el buen funcionamiento del mercado de que todos los puntos de venta minorista de la red de expendedurías de tabaco y timbre del Estado actúen con la debida neutralidad también a través de la imagen externa de sus establecimientos. La relevancia de este principio se recoge de forma específica en la Ley 13/1998, de 4 de mayo, de Ordenación del Mercado de Tabacos y Normativa Tributaria, cuyo artículo 4, apartado ocho, establece que las expendedurías “no podrán identificarse externamente con elementos propios, logotipos o rótulos de ningún fabricante, marquista, o distribuidor concreto, o de cualquier otro operador en el mercado distinto de las propias expendedurías”; y se prevé también en el artículo 38, apartado uno, del Real Decreto 1199/1999, de 9 de julio. Además, se recuerda que el incumplimiento de estas obligaciones podrá suponer la comisión de una infracción grave, prevista en el artículo 7, apartado tres.2. b), de la Ley 13/1998, de 4 de mayo, pudiendo sancionarse con la suspensión temporal del ejercicio de la concesión por plazo de hasta seis meses o con multa de 12.020,24 a 120.202,42 euros. El Comisionado para el Mercado de Tabacos, en el marco de las competencias que la Ley 13/1998, de 4 de mayo, el Real Decreto 1199/1999, de 9 de julio, y el resto del ordenamiento le atribuyen, y cumpliendo su deber de velar por la neutralidad de toda la red, desea recordar a los operadores y, en especial, a los expendedores de tabaco y timbre del Estado, que está expresamente prohibida toda identificación externa a través de cualquier medio (mobiliario, luminosos, carteles, pegatinas, etc.) con elementos propios, logotipos o rótulos de fabricantes, marquistas, distribuidores o cualquier otro operador o de cualquiera de sus marcas y productos, por lo que se recomienda su inmediata retirada del exterior.
Madrid, 17 de septiembre de 2020.

_____ _ _ _ _____

.

IMPUESTO SOBRE LAS LABORES DEL TABACO

Los primeros impuestos especiales que se conocen se aplicaban hace siglos sobre la producción de vino y productos importados de otros territorios allá en la antigua Roma. Estos impuestos se han mantenido hasta la actualidad y se encuadran dentro de los impuestos indirectos.

Los impuestos especiales son impuestos indirectos porque se aplican a determinados productos por el hecho de consumirlos, lineales con la cantidad consumida e independientes a las rentas de los consumidores. En este sentido, el funcionamiento es similar al IVA.

Los impuestos especiales cumplen dos funciones principales:

  1. La función recaudatoria como todos los impuestos. El importe recaudado por los impuestos especiales sobre las labores del tabaco supone aproximadamente el 35% del total de los impuestos especiales recaudados en España y el 5% de la totalidad de los ingresos fiscales.
  2. El establecimiento de políticas sociales y estructurales. Por ejemplo, el impuesto al tabaco para disuadir su consumo elevando el precio de venta, o los impuestos a la energía para la mejora de infraestructuras o el intento de desplazar el consumo de unas a otras.

Los impuestos especiales tienen una regulación europea que exige la existencia obligatoria de los mismos en todos los países miembros de la UE para el tabaco, el alcohol y productos derivados, cerveza e hidrocarburos. Esa regulación se plasma en distintas Directivas Comunitarias y son los Estados miembros los responsables de transponerlas a sus normativas nacionales. En España los impuestos especiales están regulados a nivel estatal por la Ley 38/1992 y es la Agencia Tributaria la encargada de recaudarlos.

El impuesto sobre las labores del tabaco grava aquel tabaco que está fabricado para ser fumado, o es susceptible de serlo, siendo el producto de consumo al que más impuestos se le aplica (superando el 80% del precio venta público en algunas labores). Se trata de un porcentaje significativo si lo comparamos con otros productos sujetos también a impuestos especiales (alcohol, combustibles, etc)

El método de aplicación del impuesto especial al tabaco difiere respecto al sistema de imposición del resto de impuestos especiales, ya que sobre otros productos se paga el impuesto independientemente del precio puesto a la venta, y sin embargo en el tabaco se pagan dos tipos impositivos: uno por unidad y otro proporcional al precio de venta al público, además del impuesto sobre el valor añadido.

La estructura del impuesto especial sobre el tabaco en España tiene un componente mixto que combina el tipo proporcional, el específico y el impuesto mínimo.

  1. Tipo Ad-Valorem: Porcentaje directo sobre el P.V.P.
  2. Tipo Específico: Importe fijo por unidad de producto (cigarrillos, cigarros, kilogramos)
  3. Mínimo y doble mínimo: Se establece un importe mínimo que el impuesto especial debe tener aplicado a las labores. El objetivo es desincentivar movimientos de bajada de precios dentro del segmento de precios más barato del mercado

CIGARRILLOS

  • Ad Valoren: 51 % sobre PVP
  • Específico: 24,70€ por cada 1000 cigarrillos
  • Mínimo: 131,5 euros por cada 1.000 cigarrillos, y se incrementará hasta 141 euros cuando el PVP sea inferior a 196 euros por cada 1.000 cigarrillos.

CIGARROS Y CIGARRITOS

  • Ad Valoren: 15,80 % sobre PVP
  • Mínimo: 41,50 euros por cada mil cigarros y se incrementará hasta 44,50 euros cuando el PVP sea inferior a 215 euros por mil cigarros.

PICADURA

  • Ad Valoren: 41,50 % sobre PVP
  • Específico: 23,50 € por kilogramo
  • Mínimo: 98,75 euros por cada kilogramo, y se incrementará hasta 102,75 euros cuando el PVP sea inferior a 165 euros por kilogramo.

.

Circular 2/2020 del Comisionado sobre el deber de garantizar la neutralidad de la imagen externa de las expendedurías.

El Comisionado para el Mercado de Tabacos publica la “CIRCULAR 2/2020” donde se recuerda el deber de garantizar la neutralidad de la imagen externa de las expendedurías y se recomienda la inmediata retirada de toda identificación externa a través de cualquier medio con elementos propios, logotipos o rótulos de fabricantes, marquistas, distribuidores o cualquier otro operador o de cualquiera de sus marcas y productos.

Además, se recuerda que el incumplimiento de estas obligaciones podrá suponer la comisión de una infracción grave, prevista en el artículo 7, apartado tres.2.b), de la Ley 13/1998, de 4 de mayo, pudiendo sancionarse con la suspensión temporal del ejercicio de la concesión por plazo de hasta seis meses o con multa de 12.020,24 a 120.202,42 euros.

Circular 2/2020 > https://bit.ly/3ckhMJ6
.

Fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad

A partir del próximo 11 de mayo entrará en vigor la Orden SND/399/2020, de 9 de mayo, para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad. Dicha fase sólo será aplicable a determinadas zonas del territorio nacional.          

A continuación, os exponemos de modo resumido la parte que puede afectar concretamente a nuestros negocios.

………………..

A) Condiciones para la reapertura al público de terrazas de los establecimientos de hostelería y restauración

Se permite la reapertura de las terrazas al aire libre de los establecimientos de hostelería y restauración con los siguientes requisitos:

  1. Limitación al 50% de las mesas permitidas en el año inmediatamente anterior en base a la correspondiente licencia municipal.
  2. Deberá asegurarse que se mantiene la debida distancia física de al menos dos metros entre las mesas o, en su caso, agrupaciones de mesas. A los efectos de la presente orden se considerarán terrazas al aire libre todo espacio no cubierto o todo espacio que estando cubierto esté rodeado lateralmente por un máximo de dos paredes, muros o paramentos.
  3. La ocupación máxima será de diez personas por mesa o agrupación de mesas.
  4. Medidas de higiene y/o prevención en la prestación del servicio en terrazas.
    • Limpieza y desinfección del equipamiento de la terraza, en particular mesas, sillas, así como cualquier otra superficie de contacto, entre un cliente y otro.
    • Se priorizará la utilización de mantelerías de un solo uso. En el caso de que esto no fuera posible, debe evitarse el uso de la misma mantelería o salvamanteles con distintos clientes, optando por materiales y soluciones que faciliten su cambio entre servicios y su lavado mecánico en ciclos de lavado entre 60 y 90 grados centígrados.
    • Se deberá poner a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad, en todo caso en la entrada del establecimiento o local, que deberán estar siempre en condiciones de uso.
    • Se evitará el uso de cartas de uso común, optando por el uso de dispositivos electrónicos propios, pizarras, carteles u otros medios similares.
    • Los elementos auxiliares del servicio, como la vajilla, cristalería, cubertería o mantelería, entre otros, se almacenarán en recintos cerrados y, si esto no fuera posible, lejos de zonas de paso de clientes y trabajadores.
    • Se eliminarán productos de autoservicio como servilleteros, palilleros, vinagreras, aceiteras, y otros utensilios similares, priorizando monodosis desechables o su servicio en otros formatos bajo petición del cliente.
    • Sólo se permitirá el uso de aseos con una ocupación máxima de una persona, salvo en aquellos supuestos de personas que puedan precisar asistencia, en cuyo caso también se permitirá la utilización por su acompañante. Deberá procederse a la limpieza y desinfección de los referidos aseos, como mínimo, seis veces al día.

………………..

B) Condiciones para la reapertura al público de establecimientos y locales comerciales minoristas y de prestación de servicios asimilados

5.1) Se permite la reapertura de los establecimientos y locales comerciales minoristas y de prestación de servicios asimilados, cuya actividad se hubiera suspendido tras la declaración del estado de alarma en virtud de lo dispuesto en el artículo 10.1 del Real Decreto 463/2020, siempre que tengan una superficie útil de exposición y venta igual o inferior a 400 metros cuadrados, con excepción de aquellos que se encuentren dentro de parques o centros comerciales sin acceso directo e independiente desde el exterior, siempre que cumplan todos los requisitos siguientes:

  1. a) Que se reduzca al treinta por ciento el aforo total en los locales comerciales. En el caso de establecimientos distribuidos en varias plantas, la presencia de clientes en cada una de ellas deberá guardar esta misma proporción.

En cualquier caso, se deberá garantizar una distancia mínima de dos metros entre clientes. En los locales comerciales en los que no sea posible mantener dicha distancia, se permitirá únicamente la permanencia dentro del local de un cliente.

  1. b) Que se establezca un horario de atención con servicio prioritario para mayores de 65 años.
  1. c) Que cumplan adicionalmente con las medidas que se recogen en este capítulo.

5.2) Podrán proceder a su reapertura al público, mediante la utilización de la cita previa, los concesionarios de automoción, las estaciones de inspección técnica de vehículos y los centros de jardinería y viveros de plantas sea cual fuere su superficie útil de exposición y venta.

5.3) Podrán proceder a su reapertura al público las entidades concesionarias de juego público de ámbito estatal, a excepción de aquellos que se encuentren ubicados dentro de centros comerciales o parques comerciales, sin acceso directo e independiente desde el exterior.

Cuando así lo decidan los Ayuntamientos correspondientes, y debiendo comunicar esta decisión al órgano competente en materia de sanidad de la comunidad autónoma, podrán proceder a su reapertura los mercados

5.4) Normas comunes de medidas de higiene exigibles a los establecimientos y locales con apertura al público

Realizarán, al menos dos veces al día, una limpieza y desinfección de las instalaciones con especial atención a las superficies de contacto más frecuentes Una de las limpiezas se realizará, obligatoriamente, al finalizar el día.

En el caso de la venta automática, máquinas de vending, lavanderías autoservicio y actividades similares, el titular de las mismas deberá asegurar el cumplimiento de las medidas de higiene y desinfección adecuadas tanto de las máquinas como de los locales, así como informar a los usuarios de su correcto uso mediante la instalación de cartelería informativa. En todo caso, serán de aplicación las medidas previstas en el artículo 6.

No se utilizarán los aseos de los establecimientos comerciales por parte de los clientes, salvo en caso de que resultara estrictamente necesario. En este último caso, se procederá de inmediato a la limpieza de sanitarios, grifos y pomos de puerta

En los establecimientos del sector comercial textil, y de arreglos de ropa y similares, los probadores deberán utilizarse por una única persona, después de su uso se limpiarán y desinfectarán.

En caso de que un cliente se pruebe una prenda que posteriormente no adquiera, el titular del establecimiento implementará medidas para que la prenda sea higienizada antes que sea facilitada a otros clientes. Esta medida será también aplicable a las devoluciones de prendas que realicen los clientes.

………………..

C) Apertura al público de los hoteles y establecimientos turísticos

  1. Podrá procederse a la reapertura al público de los hoteles y alojamientos turísticos
  2. A los servicios de restauración y cafeterías de los hoteles y alojamientos turísticos se les aplicará con carácter general lo establecido en el capítulo IV. No obstante, exclusivamente para los clientes hospedados, se prestará servicio de restauración y cualquier otro servicio que resulte necesario para la correcta prestación del servicio de alojamiento. Estos servicios no se prestarán en las zonas comunes del hotel o alojamiento turístico, que permanecerán cerradas

.

.

Fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad y las máquinas de tabaco

La Orden SND/399/2020, de 9 de mayo, para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la Fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, permite la reapertura al público de terrazas de los establecimientos de hostelería y restauración con determinadas condiciones (terrazas al aire libre, no interior del local, 50% de las mesas, ocupación máxima en mesa de 10 personas, distancia física de al menos dos metros entre las mesas, uso de aseos con una ocupación máxima de una persona).

En éstos casos, ¿pueden los bares vender tabaco? nuestra opinión es que, si bien la mencionada norma no lo prohíbe expresamente, es necesario hacer las siguientes puntualizaciones:

1º El público sólo podrá entrar al interior del local para ir al aseo, por lo tanto, no podrá usar la máquina de tabaco.

2º Sobre la posibilidad de ubicar la máquina en la entrada al bar, el artículo 4.b) de la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo establece que las máquinas expendedoras de productos del tabaco sólo podrán ubicarse en el interior de quioscos de prensa situados en la vía pública y en locales cuya actividad principal sea la venta de prensa con acceso directo a la vía pública, en las tiendas de conveniencia previstas en el artículo 5.4 de la Ley 1/2004, de 21 de diciembre, de Horarios Comerciales, que estén ubicadas en estaciones de servicio o que aporten certificación acreditativa de esa condición, expedida por la autoridad competente en materia de comercio, así como en aquellos locales a los que se refieren las letras k, t y u del artículo 7 en una localización que permita la vigilancia directa y permanente de su uso por parte del titular del local o de sus trabajadores.”

No se podrán ubicar en las áreas anexas o de acceso previo a los locales, como son las zonas de cortavientos, porches, pórticos, pasillos de centros comerciales, vestíbulos, distribuidores, escaleras, soportales o lugares similares que puedan ser parte de un inmueble, pero no constituyen propiamente el interior de éste.

3º El uso de la máquina sólo podrá realizarlo el consumidor, por lo que no está permitido que el tabaco lo compre el camarero y se lo entregue al cliente.

Es cierto que la responsabilidad de la venta del tabaco en la máquina es del propietario del establecimiento (titular de la autorización), pero no estaría de más advertirle, máxime en los casos de gestión delegada.

Simplemente recordaros que el Comisionado para el Mercado de Tabacos ha resuelto en alguna ocasión lo siguiente:

“El expendedor que asumiendo la gestión delegada de una máquina decida a su vez instalársela al punto de venta con recargo asignado, deberá comprobar en ese primer momento que la misma está ubicada correctamente y que cuenta con un mando de control de acceso a menores. Los cambios posteriores de ubicación de la máquina, así como la eventual inutilización posterior del citado mando de control (ausencia de pilas, ruptura, colocación al alcance general…) serán responsabilidad del titular de autorización para la venta con recargo”

.

.