Impuestos especiales: TABACO

imagesCA6WMYZF Los primeros impuestos especiales que se conocen se aplicaban hace siglos sobre la producción de vino y productos importados de otros territorios que se consideraban suntuosos, allá en la antigua Roma. Estos impuestos, se han mantenido hasta la actualidad y se encuadran dentro de los impuestos indirectos.

Los impuestos especiales son impuestos indirectos porque se aplican a determinados productos y son lineales con la cantidad consumida, de manera independiente a la renta del consumidor. En este sentido, el funcionamiento es igual al IVA. Los impuestos especiales cumplen dos funciones principales:

  • La función recaudatoria como todos los impuestos. El importe recaudado por los impuestos especiales sobre las labores del tabaco supone aproximadamente el 40% del total de los impuestos especiales recaudados en España y más del 5% de la totalidad de los ingresos fiscales.
  • El establecimiento de políticas sociales y estructurales. Por ejemplo, el impuesto al tabaco o a los alcoholes como elementos para disuadir su consumo elevado el precio de venta o los impuestos a la energía para la mejora de infraestructuras o control del consumo para desplazar unas energías a otras.

Los impuestos especiales tienen una regulación europea que exige la existencia obligatoria de los mismos en todos los países miembros de la UE para el tabaco, el alcohol y productos derivados, cerveza e hidrocarburos.

Los impuestos especiales están regulados a nivel estatal por la Ley 38/1992 y es la Agencia Tributaria la encargada de recaudarlos.

El impuesto sobre las labores del tabaco grava aquel tabaco que está fabricado para ser fumado o es susceptible de serlo, quedando excluidos los demás usos. Tienen la consideración de labores del tabaco los cigarros y cigarritos, los cigarrillos, la picadura fina para liar y los demás tabacos para fumar.

Impuestos especiales tabaco

El método de aplicación de los impuestos especiales al tabaco es diferente que el sistema de imposición del resto de impuestos especiales, porque sobre otros productos o servicios se paga el impuesto independientemente del precio puesto a la venta, pero en el tabaco se pagan dos impuestos especiales, uno por unidad y otro proporcional al precio de venta al público, además del impuesto sobre el valor añadido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s